Inspiraccion de hoy Podcast de alejandro ariza Descargas de audios
Facebook Twitter Youtube tumbl

Novedades

  NUEVO LIBRO DE ARIZA YA EN PREVENTA HACIENDO CLIC AQUÍ

Boletin LUZ-NC Ariza

Para recibir gratuitamente esta publicación y los mensajes motivacionales de Alejandro Ariza, ingresa tu e-mail aquí y haz clic en el botón "Suscríbete":

eNCuesta

27/01/2011

¿Revisas la página de facebook de Nueva Conciencia y la de twitter o tumblr de Alejandro Ariza? 

Sí, me tienen muy actualizado con todo lo que pasa en NC y Alejandro Ariza

No, casi no reviso facebook ni twitter

No sabía que tenían presencia en redes sociales

Preguntas anteriores
Resultados de la encuesta

Símbolo Nueva Conciencia

Queremos compartir con toda la gente que desee, nuestra emoción e irradiarla con entusiasmo para que mediante el conocimiento adecuado que nos enseña a observar desde el corazón, al ver nuestro símbolo quede expresada nuestra gran y honrosa actividad de dictar conferencias que transforman vidas y que junto con todas nuestras publicaciones y otras actividades, se ayude al ser humano a ser más humano.

Alcancemos a ver juntos lo mismo mediante la fórmula para lograrlo: la adquisición del mismo nivel de conocimiento. Emocionémonos al identificarnos mediante el uso de este poderoso y noble símbolo Nueva Conciencia.

En nuestra nueva identidad corporativa, hemos involucrado poderosos símbolos universales y nobles imágenes sugestivas, fundidas unas con otras, con el objetivo de sintetizar visualmente nuestra misión y filosofía Nueva Conciencia. Los 7 elementos son los siguientes y se explicarán a continuación:

  1.          El Círculo: mandala Nueva Conciencia.
  2.          La flama blanca.
  3.          La persona como centro.
  4.          La fuerza iluminadora de la comunicación.
  5.          Los brazos alzados al cielo.
  6.          El dorado.
  7.          Los matices.

1. El Círculo: Mandala Nueva Conciencia.

El círculo es una de las más primordiales y poderosas imágenes en la historia de la humanidad. Lo encontramos en miles de manifestaciones de la creación: arquitectura, religión, inventos; el mundo es como un círculo, un campamento se hace en un círculo, los nidos de los pájaros son circulares, una mesa sin jerarquías es circular, etc. Un ejemplo valioso es el círculo usado en miles de alusiones religiosas de todo tipo y en todo el mundo por una noble y poderosa razón. Joseph Campbell nos explica: “…la palabra “religión” tiene sus orígenes en “re-ligar”, es decir, volver a unir, algo que te sirve para volverte a conectar con todo y con todos para lograr una conciencia espiritual donde se sabe perfectamente que la unión es tal, que todos somos uno. El círculo nos hace volver a la Fuente”. De hecho, por la misma razón afirmó Carl Jung: “El símbolo religioso más poderoso es el círculo”. Traduciendo todo esto a Nueva Conciencia diríamos: “El símbolo que nos re-une más poderoso es el círculo”, independientemente de toda religión. Considerando este símbolo, estamos considerando el yo unido con todo. El círculo representa la totalidad, todo lo que está adentro de él es una sola cosa, así el círculo se convierte en un templo; esto es su aspecto espacial. Cuando miramos a todo el horizonte y nos asombramos mientras giramos para ello, estamos viendo un círculo; y cuando lo hacemos así con el horizonte de nuestra espiritualidad, se entiende mejor al alma como un círculo donde todo confluye.

            Ahora analicemos el aspecto temporal del símbolo. El círculo es el símbolo por autonomacia de un ciclo, y nos da una imagen sin principio ni final, como es nuestro verdadero ser, nuestro espíritu. El círculo de la vida misma es un ciclo, las estaciones del año, las horas, los cumpleaños, las costumbres y tradiciones; vas a un lado y regresas, alfa y omega, la fuente y el destino. El círculo representa hermosamente el viaje del héroe al que todos estamos llamados a hacer en algún momento de nuestras vidas. Y en Nueva Conciencia tenemos la idea de que cada ciclo nos ofrece la oportunidad de volver a empezar pero con una perspectiva diferente si así se elige. Cada ciclo es la oportunidad de aprender la lección para poder elevarnos a un estado de conciencia de mayor plenitud. El círculo es un símbolo universal porque representa experiencia sucediendo todo el tiempo, es el ir y venir de la experiencia humana. De esa manera, experimentamos lo circular cotidianamente con la opción de mejorar en cada vuelta, y es entonces que así hacemos alusión a un mandala Nueva Conciencia.

            Un mandala (palabra de origen sánscrito que significa círculo) es una ronda de energía, un círculo mágico que lleva al encuentro con uno mismo en un intento de ser mejor. Viaje desde y hacia el centro, hacia el encuentro con el Ser. Viaje de la humanidad, búsqueda del uno. El universo entero en su esquema esencial. Un psicosmograma. La desintegración de lo uno en lo múltiple y la reintegración de lo múltiple en el todo. Desde el hombre que pone en el centro de sí mismo el principio de la propia vida, la semilla divina, la luz que brilla dentro de él y que se expande y se propaga y desarrolla entorno de ella. Es guía de salvación. Suscita el conocimiento liberador. En general representa el cosmos en relación con las potencias divinas. El círculo significa iluminación y la perfección humana para la doctrina Zen. En el arte cristiano aparecen las rosetas, generalmente en vitrales permitiendo el pasaje de la luz y que son representaciones del "sí mismo". Es un mandala la rosa blanca revelada al Dante. Es un mandala los halos de los santos católicos, la representación iconográfica de Cristo y los cuatro apóstoles. Todo esto tiene el círculo como hermosa fuerza arquetípica manifiesta en un mandala.

            Dice Joseph Campbell: “Al hacer un mandala por ti mismo, dibujas un círculo y después piensas en los diferentes sistemas de impulsos y de valores que hay en tu vida. Posteriormente los compones y tratas de descubrir dónde está tu centro. Hacer un mandala es realizar una disciplina tratando de reunir todos los aspectos dispersos de tu vida, para hallar un centro y ordenarte con relación a él. Tratas de coordinar tu círculo con el círculo universal." El ingreso al mandala es el término de un largo y paciente aprendizaje y la prueba de la madurez espiritual, misma en la que tenemos fe de lograr en y gracias a Nueva Conciencia.

 

2. La Flama Blanca.

La flama blanca es un símbolo universal de espiritualidad, conocimiento superior, luz y hermandad entre los pueblos. El color blanco simboliza paz y pureza de intención.

            Toda la información que compartimos aquí en Nueva Conciencia, ya sea mediante nuestras conferencias, cursos y seminarios, libros, publicaciones, entrevistas y actividades en general, tienen como núcleo de su mensaje el recordar que todos somos en esencia seres espirituales teniendo una experiencia humana. De esa forma, analizar cualquier tema de desarrollo humano, liderazgo, calidad, filosofía, medicina, o los temas afines a nuestro ámbito del conocimiento, tienen una perspectiva más esclarecedora y verdadera. El conocimiento que llega a la persona y con emoción le hace darse cuenta, le ayuda a despertar, es el momento en que la luz se hace presente en la persona. Al fin, la flama blanca se logró encender en ella. Con la adquisición de este conocimiento hay un incremento en la paz interior, de esa hermosa paz resultante de que ahora ya se comprende algo, trátese del tema que sea.

            También mediante el compartir este conocimiento es que puede haber mayor entendimiento entre las personas, incrementándose así la aceptación y la tolerancia, algo que sin duda queremos favorecer siempre con la filosofía Nueva Conciencia. Esta luz, este conocimiento, este símbolo de la flama blanca, hace que haya mayor hermandad entre los pueblos cuando se comprenden más entre sí conociendo lo verdaderamente importante de la vida en sociedad.

 

3. La Persona como Centro.

Todo lo que la persona hace, gira en base a sí misma. Por eso, hay que recordar nuestro centro. En Nueva Conciencia no pertenecemos a ninguna religión o creencia determinada, todo lo que hacemos tiene el único y sano enfoque de los valores de orden superior centrado en la persona. Creemos firmemente que si la persona mejora, mejora el centro de todo quehacer humano, de toda disciplina, de toda pareja, de toda familia, de toda empresa.

            El desafío de toda persona humana es que poco a poco despierte a nuevos estados de conciencia para que en su viaje durante su experiencia humana, pueda llegar al centro de su ser y desde ahí se de cuenta de verdades esenciales. Procuramos favorecer esto en Nueva Conciencia.

 

4. La Fuerza Iluminadora de la Comunicación.

El fundador de Nueva Conciencia es un ser humano con una gran capacidad de comunicación oral como conferenciante motivacional, y en ese talento ha centrado su existir, desde grandes foros, hasta conversaciones en privado de uno a uno. En más de una década de su vida ha demostrado fehacientemente el enorme poder transformador que tiene la palabra hablada cuando surge desde el corazón; y con esta misma escuela y misión se presentan todos nuestros oradores, todos ellos casados por convicción propia con la filosofía Nueva Conciencia. Esta es la razón por la que nuestra compañía tiene en su presentación la siguiente verdad en forma de enunciado: conferencias que transforman vidas. Este es el aspecto romántico del símbolo, la persona hablando que se aprecia en nuestro logotipo. El aspecto formal simboliza lo siguiente: todos los seres humanos que se alcanzan a dar cuenta de verdades universales, pueden llevar luz a otros a través de sus hallazgos generosamente compartidos por medio de sus enseñanzas. A una persona así le causa emoción compartir lo aprendido. Todo lo que pueda comunicar una persona en beneficio de otra, ya sea por medio de la palabra hablada o por medio de cualquier otra vía de comunicación, es la noble intención de llevar luz por Nueva Conciencia. Esto es iluminar el camino de los demás gracias a lo que a nosotros también se nos enseñó en algún otro momento; ser ayudados con el objetivo de ayudar genera iluminación universal.

 

5. Los brazos alzados al cielo.

Los brazos hacia arriba son un símbolo universal de triunfo y alegría. Y es precisamente el triunfo del verdadero éxito en la vida, algo que va mucho más allá de las trampas cotidianas del ego, lo que queremos compartir en Nueva Conciencia con toda la gente que se une a la misión. Si en Nueva Conciencia logramos que alguien pueda ser más alegre y feliz en esta vida mediante nuestros principios filosóficos y valores, eso es motivo de triunfo para nosotros.

            Los brazos alzados al cielo son también un símbolo un poco menos conocido, de abrirse a recibir la energía del Universo y permitir que fluya hacia nosotros. En esto también creemos e invitamos a la persona a que descubra esta gran verdad del flujo de energía a través de sí. Esto existe y es de gran utilidad saberlo. Somos campos humanos de energía en constante flujo. Se puede recibir energía vitalizadora en el momento en que la persona lo decida.

 

6. El dorado.

 

El color dorado simboliza la riqueza, el esplendor y la felicidad, algo muy preciado. Y esas son precisamente las características que queremos compartir en Nueva Conciencia, con la alusión a la riqueza más pura y verdadera, la riqueza interior del ser humano. Cuando una persona decide evolucionar se empieza a dar cuenta de lo verdaderamente valioso en esta vida, así es que encuentra su riqueza interior, llega a un momento de esplendor donde la persona literalmente brilla y alcanza la felicidad como consecuencia de su hallazgo. Esto es algo verdaderamente preciado.

            Así mismo, también creemos que cuando una persona tiene una gran riqueza interior con abundancia emocional, espiritual e intelectual, no es de extrañar que se refleje en su exterior, atrayendo la abundancia material como lógica consecuencia. Y esta riqueza personal multiplicada por todos los que la deseen, se convierte en la riqueza social que tanto bien genera a la humanidad. Mientras más se tenga, más se puede dar, y creemos que el secreto de la abundancia es precisamente dar. Se cierra un “círculo” virtuoso.

 

7. Los matices

            Los tonos del dorado de claro a oscuro en un lado y en su contraparte al revés, hacen sutil alusión al Ying-Yang, representación oriental de las dos polaridades que se tienen en esta vida, fuerzas mutuamente dependientes, interactivas e intercambiables. El significado original del ideograma chino que representa el Yin, es el de la ladera umbría de una colina; representa la oscuridad y la pasividad, y se asocia con las cualidades de receptividad, flexibilidad, blandura y contracción. Se mueve hacia abajo y hacia adentro, y sus símbolos principales son la mujer, el agua y la tierra. El Yang significa ladera soleada de la colina, representa la luz y la actividad; se asocia con la resistencia, la dureza y la expansión, se mueve naturalmente hacia arriba y hacia fuera y sus símbolos son el hombre, el fuego y el cielo. Ambas partes contienen en su interior la semilla embrionaria de la otra, donde claramente son la representación del Todo. En Nueva Conciencia creemos que todos tenemos ese Todo en nuestro interior. En la persona existe lo más humano del humano: su capacidad para elegir, optar por alguno de estos lados, y a voluntad también fundirse con el Todo. En Nueva Conciencia hemos elegido favorecer la luz, poderosa metáfora del bien, la verdad y la belleza, motivándonos a nosotros mismos y a los demás para irradiar esta luz realizando todas nuestras actividades con la guía de Dios y su Amor en beneficio de la humanidad.

Copyright © 2014 Conferencias de Alejandro Ariza S.C.
Impulsada por Mindsweep.ca

Nueva Conciencia Nueva Conciencia